Come en casa Borges

Marc Caellas, que en estos días se encuentra dirigiendo la obra “El perico tumba la paloma”, puso en escena “Come en casa Borges” en Caixaforum de Barcelona el 31 de agosto de 2016, en base a fragmentos del diario de Bioy Casares. Allí hice de Borges mientras Andrés Ehrenhaus hizo de Bioy, además de contar con la participación de Sonia Betancourt en los papeles de Madre y de Silvina Ocampo, y de María Cecilia Sánchez como bailarina y DJ.

Algunas de las frases de Borges (según Bioy) leídas en esa única función:

“En cierto modo la invención de la imprenta fue perjudicial. ¿Te das cuenta? Los manuscritos serían raros, difíciles de conseguir. Leerlos sería muy importante. Además, exigirían un esfuerzo material para la lectura: la letra a veces sería mala o confusa; habría errores. La lectura se haría a toda conciencia. Leer más “Come en casa Borges”

El enigma del traductor fantasma

Si uno guglea o, quizá mejor dicho, tipea “el último poema de Borges” en la barra de Google, las primeras tres o cuatro páginas mostrarán como resultado más de diez sitios de internet y algunos videos en Youtube donde se reitera que fue “Instantes”, aquel que empieza diciendo “Si pudiera vivir nuevamente mi vida/ en la próxima trataría de cometer más errores”. Solo dos o tres sitios, incluido Wikipedia, advertirán que esa atribución es falsa, si bien en algún caso incluirán al poema completo justificando su publicación “por las numerosas búsquedas del mismo”. Cuántas personas seguirán creyendo que lo escribió Jorge Luis Borges (1899-1986) es algo imposible de calcular, sobre todo si cada tanto reaparece alguien que vuelve a enviarlo por mail o mostrarlo en una fotocopia. O si todavía se reeditan libros de ensayos como Borges y México, que debió ser retirado del mercado en 2012 porque contenía un texto de Elena Poniatowska en donde se insistía en la autoría borgiana de ese verso. Leer más “El enigma del traductor fantasma”